El nuevo jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Barcelona, el coronel Pedro Antonio Pizarro, ha remarcado este viernes, en el acto de toma de posesión de su cargo, que el instituto armado "no hace política" y que únicamente aplican la política de seguridad del Gobierno.

En su discurso, Pizarro ha defendido que todas las actuaciones de la Guardia Civil tienen como objeto la protección de los derechos y libertades de los ciudadanos, aunque en algunas ocasiones no llegan a ser comprendidas.

En este sentido, dirigiéndose a la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, ha señalado: "Señora delegada, no le quepa ninguna duda que la Guardia Civil no hace política, aplicamos la política de seguridad que el gobierno de la nación estima oportuna".

Si que ha hecho referencia, no obstante, a la "discriminación" en la vacunación de los agentes del instituto armado y ha expresado su incomprensión por el "rechazo" del Gobierno a usar el hospital de campaña que la Guardia Civil y el Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca habilitaron en un polideportivo municipal.

Durante su discurso, mitad en catalán y mitad en castellano, Pizarro ha remarcado que la Guardia Civil representa la diversidad de la sociedad actual.

"Somos de aquí y de allí, pero al final nos integramos donde trabajamos, con nuestras familias, que a veces sufren la incomprensión de parte de la ciudadanía por las obligaciones que son inherentes a nuestro trabajo", ha señalado el nuevo jefe de la Comandancia de Guardia Civil de Barcelona, que ha añadido: "me siento catalán, aunque mi documentación se me adjudique otro origen".

Pizarro también ha expresado su satisfacción e ilusión por el nuevo cargo y ha asegurado que su pretensión es "continuar la línea marcada por los eficientes jefes" que le han precedido.

Por su parte, la Delegada del Gobierno en Catalunya ha remarcado que la Guardia Civil está presente en Catalunya desde 1845 y ha subrayado que "es tan catalana como la cual más".

El acto ha contado con la presencia del General Jefe de la Guardia Civil de Catalunya, José Luis Tovar, la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, y el concejal de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle.

Por parte del Gobierno, el único representante ha sido el Director General de los Mossos, Pere Ferrer, mientras que por los Mossos d'Esquadra ha asistido al jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial, Carles Anfruns.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat