El batería del grupo musical Els Pets, Joan Reig, que fue víctima de abusos por parte del rector de su pueblo, ha criticado este miércoles que la Iglesia encubre a los autores de agresiones sexuales y ha añadido que "la pederastia no es exclusiva de los curas y que hay curas que hacen un trabajo admirable".

Joan Reig reveló el lunes pasado en El Periódico que el sacerdote de Constantí (Tarragonès) Pere Llagostera, muerto hace dos años, le hizo tocamientos en los genitales durante las colonias de verano organizadas por la parroquia para los monaguillos en el Pirineo.

Reig y otra víctima de este cura explicaron que el mosén se acercaba a las literas donde dormían los menores, les bajaba los calzoncillos y les tocaba los genitales, y que si se despertaban reaccionaba riñéndoles y diciendo que se taparan bien, que hacía frío.

El músico de Els Pets compuso para el último disco del grupo una canción, titulada "Corvus", en que relata estos abusos y en la cual se pregunta "dónde estaba tu Dios cuando mi piel tocabas, y dónde estaba el mío cuando yo asustado callaba".

La revelación de los abusos que cometía el rector de Constantí y sus consecuencias posteriores, en las que han aparecido dos curas más de la misma diócesis de Tarragona que también fueron investigados, ha provocado una avalancha de información a los medios durante los últimos días.

"Estamos un poco agobiados"

"Tenemos que reconocer que estamos un poco agobiados. No nos imaginábamos que este tema traería tanta cola. Cuando hicimos la promoción del disco, tanto Joan como yo fuimos muy cuidadosos para poner de manifiesto que no era tan importante que había sufrido los abusos como que a día de hoy todavía están pasando", ha escrito el líder del grupo musical en el perfil oficial de Els Pets en Facebook.

"Desgraciadamente la actualidad nos ha dado la razón y no estamos contentos. Sólo queremos añadir que la pederastia no es exclusiva de los curas y que hay curas que hacen un trabajo admirable, pero que el encubrimiento de los estamentos eclesiásticos y su hipocresía escondiendo el problema son lo que hacen de este problema una pesadilla difícil de borrar", añade el grupo.

Los componentes del grupo aprovechan su escrito para pedir "que desaparezca la prescripción de los delitos sexuales, es el primer paso para erradicar esta lacra maligna. Y todo nuestro apoyo a Joan, su valentía nos llena de orgullo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat