Algunos periodistas se han quejado de que la rueda de prensa de esta mañana de los consellers de Interior y Justicia, Joaquim Forn y Carles Mundó, y el Mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, se hiciera en catalán y han obligado a responder las preguntas en castellano.

Al acabar las intervenciones en catalán y empezar la rueda de preguntas, un periodista extranjero se ha levantado para quejarse de que se les convocara a la rueda de prensa y esta se hiciera en catalán. La queja del periodista ha incluido el recordatorio que el castellano es lengua oficial, mientras a su lado otro ironizaba que a partir del 2 de octubre ya será oficial el catalán. Uno de los periodistas se ha levantado y se ha ido.

Forn ha replicado recordando que el catalán es oficial en Catalunya y que la mecánica de las ruedas de prensa siempre ha sido la misma: Primero en catalán y después el castellano.

En cualquier caso, a partir de aquel momento, las preguntas se han respondido en la lengua en que se formulaban.

Esta actitud de los corresponsales ha molestado a algunos periodistas catalanes que han recordado que ayer se organizó una rueda de prensa específica para los profesionales de medios extranjeros, en la cual no pudieron participar los medios habituales y donde todas las intervenciones fueron en castellano.

El director general de comunicación del Govern ha publicado un tuit recordando cual es la mecánica habitual de las ruedas de premsa del Govern desde hace décadas.

También la decana del Col·legi de Periodistes de Catalunya, Neus Bonet, ha salido a denunciar esta situación.

El incidente, que se ha podido seguir a través de la retransmisión en directo de la rueda de prensa, ha provocado múltiples respuestas en las redes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat