Las restricciones por el coronavirus, el miedo al transporte público, el teletrabajo... Hay muchos motivos para explicar la caída de los usuarios de metro respecto de hace un año.

Los datos de ahora, nos muestran la comparativa entre en noviembre del 2020 y el del 2019 y así lo constatan. La cifra de viajeros en el metro de Barcelona se redujo en noviembre hasta los 17,7 millones y representa un descenso del 51,5% respecto del mismo mes del año anterior como consecuencia de la reducción de la movilidad a raíz de la pandemia, según el Instituto Nacional de Estadística.

Menos líneas de bus

Con respecto al bus urbano, lo cogieron 10,9 millones de personas, un 42,6% menos que en noviembre de 2019. Las cifras acumuladas desde enero constatan bajadas similares, concretamente de 47,4% al metro y del 47,1% en el bus.

Por otra parte, el transporte urbano en autobús en todo Catalunya se redujo un 42,6% en noviembre, hasta los 15,4 millones de trayectos, y un 46,9% en el periodo acumulado desde principio de año. En este caso, hay que recordar que hay líneas principales que conectaban barrios con el centro de la ciudad, en este caso en Barcelona, que han sido suprimidas por el gobierno de la alcaldesa Ada Colau a pesar de promocionar su interés en el transporte público.

El malestar también lo tiene en el metro. El nuevo marco regulatorio es visto por los trabajadores de este transporte como una amenaza por "la precariedad y fragmentación" que conlleva, basado en un sistema de contratos temporales que parece "no tener límites" a partir de ahora.

Desde la sección sindical de la CGT del Metro de Barcelona lo argumentan así: "El nuevo sistema de contratos precarios no tiene ningún tipo de base jurídica para ganar grandes bolsas de obra pública a precios reducidos". Además, también lamentan el silencio de los grandes cargos contratados por Colau que "cobran mucho pero están desaparecidos con la excusa del teletrabajo".

Tendencia general

Al conjunto del Estado, cogieron el transporte público 244,4 millones de pasajeros en noviembre, un 45% menos que en el mismo mes del 2019. El transporte urbano disminuyó un 46,5% en la tasa anual y el interurbano en un 47,5%. Dentro del interurbano, destaca el descenso del 73,3% en el transporte aéreo.

El transporte urbano fue utilizado por más de 147,4 millones de viajeros en noviembre, un 46,5% menos que en el mismo mes del 2019. El transporte por metro cayó un 50,5% en la tasa anual por término medio y el transporte urbano por autobús lo hizo en un 43,6%.

Con respecto al transporte interurbano, más de 63,7 millones de viajeros utilizaron el transporte interurbano al número, el qué supone un descenso del 47,5% respecto de noviembre del 2019. Por tipo de transporte, el autobús retrocedió un 43,8%, el ferrocarril un 49,9%, el marítimo un 58,6% y el aéreo en un 73,3%.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat