Los Mossos d'Esquadra han desalojado esta tarde, a requerimiento del departamento de Economía, a una treintena de activistas que han ocupado la sede durante unas siete horas, para pedir que los pisos que no figuran en ningún testamento se conviertan en vivienda social.

Un grupo de personas del colectivo "Detiene la subasta", del que forman parte varias asociaciones a favor de la vivienda social, han entrado hoy en la conselleria de Economia para reclamar que los pisos de las herencias intestadas se destinen al parque público de vivienda de alquiler social.

Según ha informado la policía catalana, sobre las siete de la noche se ha procedido a desalojar del edificio a las personas que todavía estaban dentro, unas 30, en una actuación sin incidentes. La Generalitat tiene previsto subastar, el próximo 5 de julio, unos 46 inmuebles procedentes de herencias intestadas, de personas que murieron sin herederos, ni testamento.

Uno de los portavoces de este colectivo ha explicado que sobre las 11:30 horas de hoy han entrado en el vestíbulo de la conselleria de Economía, situada en la Rambla de Catalunya de Barcelona, para pedir una reunión con el conseller de Economía, Pere Aragonès, aunque les han comunicado que estaba fuera.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat