Dos chicos menores de edad han sido detenidos por la presunta violación de una chica de 15 años en Palamós durante la verbena de Sant Joan, según han confirmado los Mossos d'Esquadra. Los agresores tendrían la misma edad de la víctima –unos 14 o 15 años–, fueron arrestados el domingo y han pasado a disposición de la Fiscalía de Menores.

El supuesto autor material de la violación de 15 años agredió sexualmente a la joven en un edificio en obras. La agresión tuvo lugar hacia las cuatro de la madrugada, en escasos metros de la zona de la playa donde hay instaladas las barracas de la fiesta mayor y donde se celebraba la verbena.

Detenido por violación de una menor

Según ha informado al inspector portavoz de los Mossos d'Esquadra, Albert Oliva, las primeras informaciones apuntan que víctima y agresor no se conocían previamente. El supuesto autor material de la violación atacó a la chica en la zona de obras, la amenazó y la penetró. Mientras lo agredía sexualmente, llegó al lugar el segundo detenido, que según recoge la investigación, no tomó parte activa en la violación pero tampoco hizo nada para pararla.

Después de agredir sexualmente a la joven, los dos arrestados se marcharon juntos del lugar y la menor pudo avisar a los Mossos d'Esquadra, de que los detuvieron poco después. Este domingo, la policía dejó sin efecto la detención del segundo implicado. Los dos pasan a disposición de la fiscalía de menores.

La agresión de Palamós es una de las cuatro agresiones sexuales que se denunciaron durante la verbena por todo Catalunya. Las otras tres tuvieron lugar en Barcelona ciudad, concretamente en los distritos de Sants, Ciutat Vella y el Eixample. El conseller de Interior, Miquel Buch, dio los datos durante el balance de las incidencias de Sant Joan y quiso puntualizar que episodios ocurridos en fiestas como la de Sant Fermí de 2017 "hacen que posibles agresores se repiensen actuar y que la ciudadanía esté más atenta y atenta".

Al mismo tiempo, Buch ha explicado que cada vez hay más denuncias por situaciones de esta tipología: "Lo que hace unos años nos parecía que era tolerable ahora somos los primeros a denunciarlo porque va cambiando el comportamiento ciudadano", ha comentado el conseller, que ha remarcado que ahora hay "rechazo social". En esta línea ha recordado que la tendencia es que este tipo de agresiones se incrementen durante el verano.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat