"Barcelona no es una ciudad segura". Este es el mensaje de bienvenida que el Sindicato Profesional de Policías Municipales de Catalunya (SPPMC-BCN) está dando a los turistas que estos días visitan Barcelona. Se han repartido 5.000 hojas informativas donde se alerta a los visitantes que "los hurtos y la violencia están aumentado", que no hay suficientes agentes "ni para prevenir los delitos ni para atender turistas y residentes", también se los informa de que la plantilla de la Guardia Urbana está "bajo mínimos" y que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau es uno "irresponsable" a la hora de gestionar la plantilla de agentes locales.

Los folletines que se han editado en castellano, inglés, francés, italiano, alemán, ruso, chino, japonés y árabe, lanzan la siguiente advertencia: "No se distraiga y cuide bien sus pertenencias. Bienvenidos en la ciudad con ley pero sin vigilancia".

agentes repartiendo los folletones|folletines

Agentes del SPPMC-GUB de Barcelona reparten folletines entre los turistes/@bcn-sppmcat

Los dípticos se han repartido en lugares estratégicos como la Sagrada Familia, la Pedrera, el Mercado de la Boqueria, el Camp Nou, el Tibidabo y la Rambla, entre otros.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat