Un centenar de personas convocados por Fridays for Future ha cortado de las once y media a las doce y media la Avenida Meridiana de Barcelona a la altura de la calle Garcilaso en sentido Besòs. Gemma Barricarte, una de las portavoces, ha explicado que el Día sin coches tendría que servir para "bloquear las entradas y accesos a la ciudad" y no hacerlo considera que demuestra "cobardía política" de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Barricarte ha expuesto que un peaje anticontaminación reduciría un 50% las emisiones. Otra portavoz, Maria Serra, ha añadido que "no puede ser que en un día sin coches no se corte ni una calle sino media", en referencia a la Via Laietana. Esta es una de las actividades de la Semana por el Clima que empezó este viernes y acabará con la llamada Huelga mundial por el clima del próximo 27 de septiembre.

La mayoría de los jóvenes ha llegado al punto de la concentración con pancartas y disfraces. En las pancartas había mensajes como "menos coches, más salud" o "Paremos el mundo el 27S" y se han gritado lemas en el mismo sentido.

La mayoría de los asistentes sostenían una pancarta que reclamaba "Justicia climática ya" mientras otros portaban otras pancartas, llevaban a cabo una sesión de yoga o escribían mensajes relacionados con su protesta con tizas en el suelo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat