La asociación Famílies per la Revolta Educativa surgida en septiembre en contra de llevar a sus hijos a las escuelas en la actual situación de pandemia, ha pedido este domingo que se suspendan las clases presenciales y más recursos para las familias. En una rueda de prensa, sus portavoces han hecho un llamamiento al conjunto de la comunidad educativa para hacer "un paro temporal, que sirva como medida de protección ante la irresponsabilidad de la Generalitat".

Creen que "este cierre temporal de los centros educativos podría cortar la transmisión comunitaria en un 22% de la población" y al mismo tiempo, reclaman "una movilización de recursos para dotar los centros de medidas de seguridad y medios materiales de apoyo|soporte a la tarea docente" y "una planificación responsable que permita limitar la estancia de la infancia y la docencia en los centros".

Para este movimiento, "la presencialidad se tendría que reanudar cuando epidemiológicamente esté libre de riesgo y se haya dotado los centros de medidas de seguridad, personal y medios suficientes". En este sentido, han dicho no entender "por qué se ha excluido la educación" de las nuevas restricciones de la movilidad y han dicho que las administraciones "tendrían que poder hacerse cargo de las problemáticas de conciliación y segregación sin verter estas responsabilidades en la escuela".

escuela clase niños coronavirus - ACN

Imagen: ACN

No quieren "excusas"

Desde la plataforma consideran que la educación "con recursos para las familias con algún miembro en riesgo de exclusión y en coordinación con las otras administraciones para evitar la segregación puede ayudar a controlar" a la pandemia, y añaden que "utilizar la segregación como argumento para dar continuidad a una presencialidad sin medidas adicionales es una falacia, un chantaje que pone en riesgo la calidad y la seguridad de toda la comunidad educativa".


La asociación asegura que "este curso escolar se ha iniciado sin medidas de seguridad extraordinarias más allá del uso de la máscara y unos protocolos del todo insuficientes, en la medida en que el aumento de casos ha colapsado los centros de atención primaria". Además de pedir a las familias "una retirada masiva de la infancia de los centros educativos", han solicitado a los trabajadores de la enseñanza que se movilicen y a los sindicatos de educación que "lideren la movilización en forma de una huelga unitaria"

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat