El ya exportavoz de la huelga del taxi de Barcelona, Alberto Tito Álvarez, ha defendido este miércoles aceptar propuestas en vez de rechazarlas todas: "Todos debemos ceder un poco para que las cosas salgan bien". Lo ha hecho en una "Carta a los taxistas del AMB" remitida a los periodistas.

"Si hoy el taxi no levanta el paro y el decreto no sale adelante, nos vamos al abismo, todos queremos más siempre pero nadie tiene lo que tenemos en Catalunya y mientras otros sueñan con lo que tenemos, para nosotros es una basura", recuerda. "No seré cómplice de llevar a mis compañeros al abismo, aunque me iré con vosotros a él", defiende.

"La asamblea es sagrada y soberana, y defiendo a muerte lo que la mayoría diga aunque no me guste, pero nadie me va a imponer nada", añade la carta abierta.

Álvarez ha dicho que durante la asamblea ha sentido que sus propios compañeros le han perdido "el respeto", en alusión implícita a que los asistentes rechazaban sus propuestas al plantear el método de la votación ―por ejemplo rechazaron votar por urna, para que se viera a mano alzada quién aceptaba la propuesta del Govern, aunque finalmente sí se votará por urna―.

Crítica a la violencia

Además, considera que los trabajadores de los VTC "son víctimas de lo que está ocurriendo" y que cualquier taxista "también trabajaría donde fuera para dar de comer a sus hijos".

Y se dirige a los periodistas para lamentar cualquier altercado que hayan podido sufrir: "Detesto el trato de algunas personas a las que no les gusta que los periodistas hagan su trabajo". "Si no os gustan las imágenes de violencia, lo que hay que hacer es no romper nada, me da mucha pena que exijamos respeto y no respetemos a los demás", añade.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat