Un décimo testigo ha acusado al monje Andreu de Montserrat de abusar sexualmente de él. En este caso, el hombre ha explicado al Ara que tenía 15 años cuándo sufrió los abusos.

Ahora tiene 36. C.C. lo sufrió dos o tres veces, entre 1998 y 1999. Después de cenar, el hermano se lo llevó a una habitación oscura, le preguntó si se masturbaba, lo acarició y le tocó los genitales. Dice que aunque ha llevado una vida normal, eso le ha afectado y está en tratamiento psicológico y psiquiátrico.

Aunque ha hecho llegar su testimonio a la comisión creada por la Abadia, admite que no le inspira confianza.

La semana pasada, el padre abad de Montserrat, Josep Maria Soler, pidió perdón a las víctimas de los abusos sexuales presuntamente cometidos por el padre Andreu Soler. En su homilía del pasado domingo, el abad pidió "humildemente perdón a las víctimas".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat