La Guardia Urbana ha abierto diligencias por daños al patrimonio y un presunto delito de odio contra cuatro jóvenes que han causado daños en el memorial a las víctimas del atentado terrorista del 17 de agosto de 2017 en la Rambla de Barcelona.

Según fuentes policiales, los jóvenes han esparcido cemento sobre la inscripción en árabe de la placa en homenaje a las víctimas, en la acera de la Rambla, que ya ha podido ser limpiada y reparada.

Los autores, según parece de origen pakistaní, han sido fotografiados mientras realizaban esta acción, cosa que ha permitido a la Guardia Urbana localizarles a los alrededores de la Rambla, donde han sido identificados.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat