El Papa Francisco ha nombrado a 13 nuevos cardenales, 10 de los cuales son menores de 80 años y, por lo tanto, podrían participar en el futuro cónclave para escoger al nuevo dirigente de la iglesia católica. Uno de ellos, es catalán. Se trata de Cristóbal López Romero, que a pesar de haber nacido en Andalucía vino a vivir de pequeño en Catalunya con su familia y se formó en el Seminario Salesiano de Badalona y estudió Ciencias de la Información a la Universitat Autònoma de Barcelona. En estos momentos Cristóbal López Romero ejercía como arzobispo de la diócesis de Rabat.

Empezó a trabajar como cura con grupos marginales en La Verneda. En 1984 se desplazó al Paraguay, donde estuvo hasta 2003. Aquel año fue enviado a Marruecos, donde se pasó ocho años en Kenitra. Más adelante trabajó en Bolivia y en 2014 retornó a España (fue el responsable de las comunidades salesianas de Catalunya). En diciembre de 2017 fue nombrado arzobispo de Rabat, desde donde apostó por el diálogo interreligioso, y defendió el derecho de la gente a emigrar.

Con estos 13 nuevos nombramientos, el número de cardenales se eleva a 228, de los cuales 128 son electores (menores de 80 años). Ellos son los que podrían escoger al nuevo Papa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat