Nuevo caso de discriminación lingüística en el País Valencià. En este caso se trata de un sanitario de urgencias del pueblo de Sant Vicent del Raspeig (Alacant), que respondió con un "¡Viva España!" a una mujer que le habló en valenciano después de pedir una ambulancia, tal y como ha denunciado la Plataforma per la Llengua y ha avanzado el diario Levante.

Los hechos pasaron el pasado mes de junio cuando la mujer, Irene, avisó al servicio de urgencias médicas del 112 porque su madre requería atención médica. Cuando se dirigió a los sanitarios en valenciano, este le respondió: "¿Qué dice? Hábleme en castellano". La mujer siguió hablando en valenciano y, según denuncia la Plataforma, el hombre no sólo no ofreció ningún tipo de atención al paciente, sino que acabó dirigiéndose a la mujer así: "¡Viva España, viva el rey, viva el orden y la ley!".

Desde la Plataforma per la Llengua consideran que el sanitario manifestó "prejuicios lingüísticos impropios de un trabajador del sector público de la Generalitat". También ha recomendado al trabajador que haga un curso de valenciano y ha instado a que la conselleria informe al sanitario sobre los derechos lingüísticos.

El presidente de las Corts Valencianes, Enric Morera (Compromís), se ha hecho eco de la noticia con un tuit. "Han sembrado un odio tan grande contra el valenciano y los valencianos que pasan estas cosas", ha comentado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat