Los ocupantes de la Casa Buenos Aires de Vallvidrera han denunciado el desalojo inminente con fecha abierta que pueden sufrir cualquier día y a cualquier hora a partir de este miércoles.

Bajo el lema Enderroquem-los los ocupantes han convocado una concentración delante de la puerta de la casa el día del desalojo y una manifestación la misma tarde para evitar el derribo de la casa.

La Casa Buenos Aires está ocupada desde hace un año, medida que, según aseguran las personas que protagonizan la acción, "es la única manera de detener el derribo". Los Pares Paüls son los propietarios del edificio y, según los vecinos, rechazaron la propuesta de construir un espacio de covivienda para personas mayores. La congregación religiosa, añaden, es partidaria de vender el inmueble a la London Private Company, que tendría el proyecto de hacer el equipamiento turístico.

Manifestación contra el ayuntamiento

Los vecinos de Vallvidrera quisieron mostrar su descontento con el Ayuntamiento de Barcelona. Unas 200 personas se manifestaron el viernes por la tarde para reclamar la intervención del consorcio para que catalogue el edificio y así evitar que lo derriben.

LaBuenosAires Joanna Chich

Rueda de prensa en la Casa Buenos Aires el pasado viernes / Joanna Chich, Casa Buenos Aires

LaBuenosAires Joanna Chich

Manifestación vecinal el pasado viernes / Joanna Chich, Casa Buenos Aires

Los concentrados leyeron un manifiesto ante el Centro Cívico Vallvidrera y más tarde hicieron una marcha por las principales calles del barrio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat