El alcalde de Cardona, Ferran Estruch, ha pedido hoy que se declare el área afectada por el chasquido de ayer como zona catastrófica, para que se pueda ayudar a los vecinos con los costes de los destrozos. Entre otros, el tornado provocó que volaran los tejados de las casas y de los cobertizos, vigas de hormigón o árboles del entorno del río.

Precisamente por eso ha calificado los chasquidos de ayer de "muy excepcionales" y ha destacado que no se había sufrido nunca antes en el municipio.

La Trini Carol es una de las familias afectadas por el tornado que este domingo de madrugada estropeó una parte del municipio de Cardona y que también llegó al pueblo de Navès (Bages). La vecina ha explicado que, hacia las dos de la madrugada, se sentía ruido de granizada, "pero después empezamos a sentir ruidos mucho más fuertes, de viento, que parecía que te podía caer la casa encima".

Entre ayer domingo y este lunes por la mañana, los técnicos han visitado la treintena de fincas afectadas, la mayoría agrícolas, de las cuales una decena se encuentran estado muy grave, para poder cuantificar los daños materiales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat