La Rambla ha acogido hoy una manifestación convocada por asociaciones de vecinos y movimientos antisistema en contra del turismo y la especulación inmobiliaria, bajo el eslogan "Barcelona no está en venta". Había una amplia representación de miembros de la PAH, pero también de diferentes colectivos de vecinos de diferentes partes de Barcelona. Más de un millar de personas han acudido al acto, entre ellas destacados dirigentes de los "comuns".

A las 11h de la mañana ha empezado una concentración en Canaletes, a la que se han ido sumando varios grupos de manifestantes que han acudido juntos desde diferentes barrios. Los manifestantes llevaban carteles, en catalán e inglés, en contra de los pisos turísticos, del desplazamiento de los vecinos por la llegada masiva de turistas, del encarecimiento de los alquileres, de los desalojos... Posteriormente los manifestantes se han dirigido hacia el puerto bajando la Rambla. Ha habido algunos incidentes cuando algunos manifestantes han lanzado huevos a algunas tiendas destinadas básicamente a los turistas. Esta manifestación coincide con la aprobación, ayer, por parte del pleno del Ajuntament, de una prohibición de construir nuevos alojamientos turísticos en el centro de la ciudad. 

Durante la concentración, algunos activistas han entrado en la Boqueria. Autor: Ferran Vila

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat