La organización no gubernamental Amnistía Internacional ha denunciado "discriminación y violación del derecho a la salud" a las personas mayores en España, en particular en Madrid y Catalunya, durante la pandemia del coronavirus y ha alertado del "desproporcionado" número de muertes entre la población de edad avanzada a causa de la Covid-19.

Esta es una de las principales conclusiones del informe anual de la ONG, que analiza la situación de los derechos humanos en 149 países y que con respecto al Estado español precisa que "suscitaron preocupación, por ser discriminatorios y violar el derecho a la salud, los protocolos de derivación de pacientes adoptados en Madrid y Catalunya, que recomendaban tratar a las personas de más edad con Covid-19 en residencias en lugar de trasladarlas a hospitales."

 

 

"En Catalunya y Madrid muchas personas mayores que vivían en residencias no fueron atendidas de forma individualizada, no fueron trasladadas a hospitales cuando lo necesitaban y se les impidió ver a sus familias durante largos periodos de tiempo", según ha explicado el director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, citado por Europa Press.

En el momento álgido de la pandemia, ha precisado la ONG, parte de las personas mayores estuvieron "confinada indefinidamente en sus habitaciones, con escaso o nulo contacto con sus familiares y sin supervisión efectiva de las autoridades regionales y nacionales, el que dio lugar a violaciones de sus derechos humanos".

En todo este tiempo, según ha añadido Amnistía Internacional, las asociaciones de profesionales de la salud expresaron su preocupación "por la persistente escasez de personal y por la falta de medidas para dotarlo de EPI suficientes y de calidad, así como la inadecuada provisión de asistencia médica "en la población de las residencias de personas mayores en los primeros meses de la pandemia.

Además, la ONG indica que el número de muertes por Covid-19 entre la población de edad avanzada fue "desproporcionado". Según los últimos datos facilitados por el IMSERSO, de marzo de 2021, casi 30.000 más han muerto en residencias durante la pandemia.

Sobre el personal sanitario, la informe precisa que "ha sido expuesto a sufrir las consecuencias de la pandemia" y "no ha tenido medios suficientes para hacer frente" durante muchos meses, especialmente durante la primera oleada. En concreto, enumera "la falta de personal, los horarios excesivos y la ausencia de equipos de protección adecuados".

Dos pandemias, la de la Covid y la de la gestión sanitaria

"En el último año, el sistema de atención primaria en España ha sufrido dos pandemias: la de la Covid-19, y la de la gestión sanitaria, que ha sufrido de una falta de planificación e inversión suficiente para afrontar la primera, situando este servicio básico entre el abandono y el desmantelamiento", asegura Beltrán.

A pesar de todo, según precisa, "la respuesta del personal sanitario, exponiendo sin la protección y los recursos debidos a la pandemia de Covid-19 para salvar vidas, ha sido una de las mejores muestras de humanidad que ha dejado el año 2020". "Cuando los gobiernos no cumplen, es el coraje de la gente corriente el que planta cara a la adversidad", ha destacado.

Recordatorio de la situación de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez

En su 'Informe 2020/21: La situación de los derechos humanos en el mundo' también hace un recordatorio de la vulneración de los derechos humanos relativo al encarcelamiento de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, de los que dice que continúan en la prisión "después de haber sido declarados culpables de sedición en relación con las manifestaciones y el referéndum sobre la independencia en el 2017".

 

Imagen principal: Una mujer es vacunada contra el coronavirus en Catalunya / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat