Un tribunal puede posponer la ejecución de una euroorden si la persona reclamada está expuesta a un "riesgo real de denegación flagrante de justicia" en caso de extradición, según el abogado general del Tribunal Superior de Justicia de la UE (TJUE), Evgeni Tanchev.

A raíz de una cuestión prejudicial, el abogado general opina que si existe un riesgo que el procedimiento en el estado emisor (en este caso Polonia) no cumplirá con las exigencias del derecho a un proceso "equitativo" y hay un "riesgo real de vulneración del contenido esencial" de este derecho, la autoridad judicial puede retrasar la extradición.

Con todo, matiza que no es suficiente con la "falta de independencia de los órganos jurisdiccionales" en el estado emisor sino que esta falta tiene que ser "de tal gravedad que desprecie la equidad del proceso". El juez del estado ejecutor tiene que basarse, según el abogado, en elementos "objetivos, fiables, precisos y debidamente actualizados" que demuestren la existencia de deficiencias que afecten al sistema judicial del estado que ha emitido la euroorden.

Además, hay que demostrar que la persona reclamada en la euroorden está explícitamente expuesta a este riesgo de denegación flagrante. En consecuencia, el abogado señala que es necesario probar que existen "circunstancias particulares", ya sea relativas a la persona, a la infracción de la cual se le acusa o por el cual ha sido condenada, que lo exponen a este riesgo. Corresponde al juez nacional del estado que tiene que ejecutar el orden de detención apreciar si las deficiencias impiden que la causa sea escuchada por un tribunal "independiente e imparcial" en el estado emisor.

La opinión de Tanchev hecha pública este jueves tiene lugar a raíz de la cuestión prejudicial planteada por un tribunal irlandés sobre tres euroórdenes recibidas contra un ciudadano de nacionalidad polaca, detenido en Irlanda en mayo del 2017. El ciudadano reclamado por la justicia polaca se opuso a la extradición alegando que, a causa de las reformas del sistema judicial polaco, corría un riesgo "real" de no ser sometido a un proceso equitativo en Polonia.

En cualquier caso, sin embargo, la opinión del magistrado no vincula al TJUE, que dictará sentencia más adelante, una vez los jueces hayan deliberado. El TJUE interpreta la legislación de la UE para garantizar que se aplique de la misma manera en todos los países miembros y resuelve los litigios entre los gobiernos nacionales y las instituciones europeas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat