La consellera de Salud, Alba Vergés, ha asegurado que el Gobierno buscará "el camino jurídico" para aplicar el endurecimiento del confinamiento porque, según ella, son unas medidas necesarias ante la situación que vive Lleida: "No entendemos que se pueda parar una cosa tan seria como esta". En declaraciones en Catalunya Radio, la consellera ha afirmado que los servicios jurídicos han sido "vertidos" en la resolución que se aprobó este domingo y no cree que se haya hecho nada mal.

Según Vergés, la ley de salud pública da al Gobierno "potestad" para tomar medidas y ha defendido que el objetivo es parar la propagación del virus. También ha explicado que los servicios jurídicos del Gobierno están mirando cómo resolver la situación después de que la Fiscalía Provincial de Lleida haya decidido no ratificar la resolución por la cual se llevaría el confinamiento en Lleida y siete municipios más del Segrià, ya que según el fiscal Juan F. Bone "es una competencia estatal y se ejerce, además, con la garantía de la intervención del Congreso".

La situación "es lo bastante grave"

Ha añadido que la situación "es lo bastante grave como para no pasar por delante otros temas" y que el objetivo principal tiene que ser la salud de la gente. "Nosotros no tomamos estas medidas por gusto, sino por la situación epidemiologica", ha admitido. Vergés ha afirmado que ahora no se puede entrar en una situación de recursos y no dejar pasar los días sino que el objetivo tiene que ser aplicar las medidas "cuanto antes mejor" para evitar que se agrave la situación, todo y que dando "seguridad jurídica" a todo el mundo.

planta campaña lleida acn

Instalación de una carpa en Lleida para reforzar la atención Covid-19. Foto: ACN

La consellera ha asegurado que había informado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, sobre estas medidas y que compartían que estas eran "necesarias y no se toman por capricho". "No tenemos ninguna intención de restringir nada si no fuera absolutamente necesario y no hubiera un bien superior", ha manifestado.

Vergés ha afirmado que el Gobierno tiene que poder explicar que la situación en el Segrià es diferente del resto de Catalunya porque está "en una situación de más riesgo". Además, ha reivindicado que el estado de alarma se ha acabado y que el Gobierno "dijo claramente que las competencias las tienen los territorios para hacer lo que decidan".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat