La piel seca se produce cuando la dermis carece de humedad en su capa externa. Generalmente aparece por factores externos, como el clima, la humedad del ambiente o incluso el tipo de alimentación. Genera una sensación de tirantez, especialmente después del contacto con el agua, así como picazón, descamación, enrojecimiento y, en los casos más graves, grietas que pueden llegar a infectarse.

Aunque en las farmacias existen diferentes de cosméticos que pueden ayudar a resolver esta situación, existen una serie de remedios caseros que pueden llegar a ser muy efectivos. Estos son algunos de ellos:

Piel cuello

Aceite de coco

Es un producto muy seguro y efectivo para tratar la piel seca, que mejora significativamente la hidratación de la piel y aumenta la cantidad de lípidos (grasas) en la superficie de la misma. Contiene ácidos grasos saturados que tienen propiedades emolientes. Un emoliente es una grasa o aceite que actúa como humectante al rellenar huecos en la piel seca, haciéndola más suave y proporcionándole hidratación.

Avena

La avena es otro ingrediente natural que puede ayudar a tratar la piel seca. Se puede agregar en polvo para obtener beneficios inmediatos. Según los estudios, el extracto de este cereal tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, por lo que puede servir como tratamientos para aquellas personas que presentan ya descamación o prurito.

Miel

La ciencia ha demostrado que la miel es beneficiosa para muchos tipos de enfermedades de la piel. Tiene propiedades hidratantes, curativas y antiinflamatorias. Es un producto completamente natural que se puede aplicar directamente sobre la piel o diluida en agua y que produce un alivio inmediato cuando hay escozor.

Vaselina

Este aceite mineral, un clásico del botiquín familiar, se ha utilizado como humectante durante años. Se sabe que mejora la barrera cutánea en las personas mayores y que tiene beneficios probados para tratar la piel seca, especialmente cuando es causada por el envejecimiento. 

Aloe vera

El gel de aloe vera puede ayudar a aliviar la piel seca y sus síntomas. Se puede aplicar en gel directamente sobre la piel y cubrir el área afectada con una tela, un calcetín si es en el pie o un guante si es en la mano. Una buena aplicación es la de hacerlo antes de acostarse y dejarlo actuar durante toda la noche.

Gel aloe vera

En cuanto a los consejos generales, es adecuado hidratar la piel regularmente después del lavado y evitando determinados hábitos que pueden provocar sequedad o irritación como rascarse la piel en exceso, utilizar jabones demasiado agresivos, frotarse la piel demasiado fuerte con una toalla al secarse, bañarse en agua demasiado caliente y usar lociones que contengan demasiado alcohol. Si los remedios caseros y las cremas hidratantes no alivian los síntomas de la piel seca y aparecen manchas rojas, sangrado o signos de infección bacteriana, es necesario acudir al médico.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat