Los espacios verdes de las ciudades cumplen un papel fundamental en el bienestar de los habitantes. Así lo ha determinado un estudio llevado a cabo por un equipo internacional dirigido por la Universidad de Ginebra (UNIGE) que analiza cómo influyen estos espacios independientemente de otros factores como la clase social o la edad. Por eso abogan por no reemplazarlos sino todo lo contrario, porque el papel que cumplen es mucho más importante que el que tienen otros lugares donde las personas se encuentran, como los centros comerciales.

Cuando estos parques están cerrados, como durante la pandemia de COVID-19, se intensifican las desigualdades en el bienestar. Los parques públicos son un lugar de esparcimiento donde se pueden realizar múltiples actividades: desde ejercicio físico, hasta actividades en contacto con la naturaleza, pueden servir para cultivar la amistad, donde se puede experimentar un sentimiento de libertad, etcétera.

Amigos parque

La investigación

 

Para llevar a cabo el estudio, los científicos realizaron entrevistas a habitantes de cuatro megaciudades asiáticas: Chennai, Singapur, Manila y Shanghái. Los resultados mostraron que, además de beneficiar la biodiversidad y constituir un pequeño pulmón verde en estos lugares, también satisfacen muchas otras necesidades humanas esenciales encaminadas al bienestar personal.

Tal y como explica Marlyne Sahakian, profesora del Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNIGE y primera autora del estudio, “en lugar de utilizar nociones subjetivas como la felicidad, utilizamos una lista de nueve 'necesidades protegidas' que recientemente han desarrollado colegas de la Universidad de Basilea. Estas necesidades corresponden a lo que la sociedad puede ofrecer a la población a través del sector público. Esta lista de necesidades protegidas es el resultado de un análisis de la literatura científica y fue validado entre la población suiza y por paneles de expertos”.

La lista está compuesta por los siguientes nueve elementos: la disponibilidad de bienes que satisfacen necesidades vitales; convertir el ideal de la vida cotidiana en realidad; vivir en un ambiente agradable; crecer como persona; autodeterminación; realizar actividades valoradas por los usuarios; formar parte de una comunidad; tomar parte en las decisiones sobre el futuro de la sociedad y sentirse protegido por la sociedad.

Niños parque

En base a estos criterios, los investigadores preguntaron a los residentes sobre su uso de los parques públicos y los beneficios que derivaban de ellos. Sus respuestas mostraron primero que la gente puede evaluar su bienestar utilizando estas necesidades protegidas y, en segundo lugar, que el uso de estos espacios verdes satisface estas necesidades en buena medida. Por eso, los expertos concluyen que “en el contexto inmediato de un post-COVID-19 ambiente, donde el gasto público probablemente será más limitado que antes, es aún más importante mantener la infraestructura de los parques (puntos de acceso al agua, baños, senderos, etc.) y garantizar su acceso para toda la población”.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat