El presidente en el exilio, Carles Puigdemont, ha defendido la decisión del Gobierno de confinar la ciudad de Lleida y siete municipios más a raíz de los brotes de coronavirus. La jueza de guardia de Lleida ha rechazado la orden de la Generalitat de confinar Lleida y el Baix Segre, a instancias de la Fiscalía y a la espera de lo que anuncie la Generalitat, Puigdemont ha dicho que ante una emergencia sanitaria tiene "más confianza en los expertos sanitarios que en los juristas".

"No es una decisión al azar, ni caprichosa, ni agradable de tomar", ha añadido en un mensaje en su perfil de Twitter.

En línea con los alcaldes

Los alcaldes de Lleida tienen sensación de desbarajuste y exigen claridad. Se acostaron con la noticia que la Fiscalía rechazaba el nuevo confinamiento de Lleida ciudad y siete municipios más, tal como había decretado el Govern horas antes a raíz de los rebrotes del coronavirus. Se han levantado con la orden de la jueza en funciones del número 1 de Lleida de rechazar la decisión de la Generalitat de volver a confinar esta zona del Segrià. Son Alcarràs, Aitona, Seròs, Soses, la Granja d'Escarp, Massalcoreig, Torres de Segre y las entidades municipales descentralizadas de Sucs y Raimat, además de la capital leridana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat