El gobierno de los Países Bajos ha decretado un confinamiento total hasta el próximo 19 de enero. El primer ministro del país, Mark Rutte, ha pronunciado este lunes un discurso a la nación, en el cual ha anunciado el cierre de guarderías, colegios e institutos, así como de toda la actividad no esencial, lo que incluye comercios, gimnasios, prostíbulos y museos.

Además, las profesiones que no sean de contacto médico y no permitan el teletrabajo tendrán que cesar hasta enero, lo que incluye peluqueros, masajistas o tatuadores. Desde el pasado marzo, este es el confinamiento más rígido que se ha aplicado en el país.

En las últimas jornadas, el número de contagiados de coronavirus se ha disparado en el país alcanzando los diez mil diarios. Precisamente, con el ánimo de frenar la propagación de la pandemia, se implementa este confinamiento que Rutte ha confirmado que se aplica de forma inmediata y durante cinco semanas. La urgencia de las medidas se debe también al temor a que empeoren los datos de contagios con los vecinos alemanes cruzando la frontera en busca de tiendas abiertas para sus compras navideñas, dado que el gobierno de Berlín decretó el cierre de los comercios no esenciales durante las Navidades.

Países Bajos entra en confinamiento total hasta el 19 de eneroLos Países Bajos entran en confinamiento / EFE

Celebraciones navideñas

Además, Rutte ha pedido a la población que reduzca sus salidas, que se confine, que evite viajar al extranjero hasta marzo, así como que limite el número de invitados en casa a un máximo de dos personas, una restricción que también se aplica en exteriores. 

No obstante, estas severas medidas se relajarán durante los días de Navidad. Así pues, el 24, 25 y 26 de diciembre se podrá recibir a un máximo de tres visitas por día en casa, como en la actualidad, quedando excluidos del cómputo los niños de hasta 12 años.

Estas medidas refuerzan las restricciones actuales, vigentes desde octubre como “confinamiento parcial”, que incluía una prohibición de atender clientes dentro del local a los bares y restaurantes -se permite el servicio a domicilio-, así como el uso de la mascarilla obligatorio desde el 1 de diciembre.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat