La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, ha avanzado este sábado la inmediatez con que llegará la vacuna para los escoceses. A través de twitter ha escrito: "Noticias positivas: los suministros iniciales de la vacuna Covid ahora ya han llegado y están fuera de peligro, en Escocia ya se están almacenando de forma segura. Las primeras vacunas están en camino de administrarse el martes".

Las primeras se darán a grupos prioritarios, incluidos los residentes y el personal del hogar de atención, las personas mayores y los trabajadores sanitarios de primera línea. La vacuna que se suministrará será la de Pfizer/BioNTech que "ofrece hasta un 95% de protección contra la enfermedad y es segura para desplegarse" según la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA).

El Reino Unido trabaja con un gran despliegue. Se prevé que en torno a 800.000 dosis de la vacuna estén disponibles en todo el país la próxima semana, y que se dispongan de unas 65.500 en Escocia. La mitad de estas se guardarán por la segunda dosis. Además, el gobierno escocés ha comprado 23 congeladores de temperatura ultra baja para almacenar la vacuna.

En Escocia no las tenían todas. Estaba el temor a que los hogares no pudieran recibir el primer lote de dosis a causa de problemas logísticos provocados por el almacenaje de la vacuna en -70 ºC.

A pesar de todo, la secretaria de Salud, Jeane Freeman, confirmó el jueves que estaban controlados el almacenaje y el transporte. En paralelo, la doctora Carey Lunan, presidenta del Royal College of GPs en Escocia, espera que los mayores de 80 años puedan empezar a recibir la vacuna Oxford-Astrazenica a partir del 21 de diciembre.

El éxito de Pfizer

Pfizer y BioNTech han probado la vacuna en 43.500 personas sin que hayan surgido problemas de seguridad. Y con los datos sobre la mesa, la vacuna podría evitar que nueve de cada diez personas se contagiaran del virus.

La vacuna entra en el sistema inmunológico con el fin de combatir el virus. Se trata de un tipo nuevo de vacuna bajo el nombre de ARN y utiliza un pequeño fragmento de código genético del virus. Eso empieza a formar parte del virus dentro de nuestro cuerpo, el sistema inmunológico lo reconoce como extraño y empieza a atacarlo. Se administra en dos dosis, con tres semanas de diferencia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat