Dinamarca es el primer país europeo que suspende de forma definitiva la vacunación con AstraZeneca. Su junta nacional de salud, la Sundhedsstyrelsen, ha hecho pública la decisión esta mañana delante de las "preocupantes alertas de vigilancia de seguridad en curso" de AstraZeneca. Tal como confirman las autoridades, el programa de vacunación continuará, ahora, únicamente con Pfizer y Moderna. Además, también admiten que han tenido en cuenta los últimos informes de la Agencia Europea del Medicamento, EMA, que "ha constatado efectos secundarios extraños pero graves".

El informe también detalla que se han llevado a cabo varios estudios desde Dinamarca, incluidos los casos que una minoría de sus ciudadanos han sufrido, y concluyen que hay "una frecuencia excesiva de efectos secundarios específicos, especialmente coágulos de sangre en las venas del cerebro, después de inocularse esta dosis". La suspensión responde a la "base de una consideración general", según confirma el director de la Junta Nacional de Salud, Søren Brostrøm.

A pesar de todo, no niega que haya más ventajas que inconvenientes en la vacunación con AstraZeneca pero también han tenido en cuenta el grado de urgencia que tienen los daneses al priorizarla ante el riesgo de contagio y la alternativa con otras farmacéuticas: "Ha sido una decisión difícil en medio de una epidemia continuar el programa de vacunación sin una de eficaz y accesible. Pero tenemos otras vacunas disponibles y un buen control de la epidemia. Al mismo tiempo, hemos recorrido un largo camino para vacunar los grupos de edad mayores, donde el potencial de prevención de la vacunación es mayor", afirma Brostrøm.

Retraso en el calendario

Para el gobierno danés, el riesgo en cifras absolutas "es pequeño" y sin AstraZeneca, ahora, todos los esfuerzos se centrarán en las personas más mayores que son las más vulnerables delante de la Covid-19. La decisión significa que el calendario se alarga: los grupos no prioritarios pueden recibir el aviso de vacuna el mes de junio pero no citarlos hasta agosto. Lo primero que han anunciado es la cancelación de todas las citas e invitaciones reservadas para la vacuna con AstraZeneca. Sin embargo, abren la puerta a posibles cambios: No se ha descartado que AstraZeneca se pueda utilizar en una fecha posterior si la situación cambia".

Con respecto a la vacuna Janssen de Johnson & Johnson, el fabricante ha puesto en cuarentena las entregas de manera que actualmente no se pueden utilizar en Dinamarca. En este sentido también quieren ser pioneros y abanderar, conjuntamente con las autoridades farmacéuticas norteamericanas y europeas, el estudio del efecto de esta vacuna.

Foto de portada: Centro de vacunación en el Arena Norte de Frederikshavn

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat