La residencia de personas mayores Casa Asil del barrio de Sant Andreu de Barcelona ha confirmado la muerte de 31 personas desde el pasado 11 de marzo. De estos, aseguran que tan sólo seis se los ha podido dar constancia oficial que han muerto por coronavirus.

En un comunicado explican el dolor que están viviendo ahora mismo dentro del centro: "Es el que nos sabe más mal de todo. Su casa era nuestra casa, y nos duele intensamente por sus familiares y por los profesionales que se desviven para que se encuentren bien. Para ellos, estamos insistiendo, reclamando y exigiendo ayudas".

El centro agradece el cuerpo de Bombers de Barcelona que desinfectó todas las dependencias el sábado pasado y ahora busca reubicar en espacios seguros a los residentes sin síntomas del resto. A pesar de todo, se encuentran faltos de recursos ya que no tienen los tests a disposición para saber cuál es el estado de salud de todos los residentes y también del personal que trabaja.

En estos momentos, 57 profesionales están aislados en su casa con síntomas o fiebre. Y nueve familias han pedido poder llevarse temporalmente a su familiar en su casa pero necesitan que la prueba dé negativo antes de marcharse.

Actualmente, hay 103 residentes y Casa Asil exige "con urgencia más personal médico y de enfermería" para poder cubrir todas las horas y turnos ya que no pueden garantizar la cobertura total si sigue este ritmo. También pide refuerzos al ayuntamiento de Barcelona y el Departament de Treball para recibir más material, sobre todo guantes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat