Una buena forma de pasar estos días en casa es establecer una lista de rutinas con el objetivo de ir creando hábitos que nos ayuden a sobrellevar este confinamiento derivado del coronavirus. Los hábitos son una herramienta útil que se forman a través de nuestras redes neuronales a medida que aprendemos algo y lo consolidamos en un comportamiento sin esfuerzo a través de la repetición.

Para conseguir establecerlos es necesario seguir una serie de rutinas y procesos que nos mantengan enfocados con los objetivos que queramos conseguir. Al igual que muchas personas hacen al comenzar el año nuevo o el curso, cuando se fijan metas como hacer ejercicio o comer más sano, ahora podemos hacer lo mismo. Estos son algunos consejos para lograrlo.

Organizar

En primer lugar hay que sentarse a pensar que queremos cambiar en estos días, qué tipo de rutinas hemos de incorporar, de qué tiempo disponemos o cómo podemos organizarlo. El truco está en empezar poco a poco, con metas más pequeñas y ampliar según vayamos cumpliendo objetivos y pasen los días. Por lo tanto, primero hay que definir un plan de acción: horario familiar, deberes de los niños, teletrabajo, comidas, ejercicio en casa… Es importante ser realistas y no imponernos de antemano metas que no vamos a cumplir.

En segundo lugar, teniendo en cuenta que a todos nos cuesta mantenernos enfocados, hay que identificar los momentos en qué podemos fallar y buscar alguna táctica para evitar perder la concentración.

El plan de acción debe estar visible. Las nuevas tecnologías nos pueden servir para darnos recordatorios de las rutinas y las actividades que se deben llevar a cabo, porque para mantener la motivación es necesario que lo tengamos siempre presente. Incluso para los momentos de relajación, pues hay apps y otro recursos que nos ayudan a encontrar momentos en el día para hacer ejercicios de respiración.

Otra buena idea, sobre todo en el caso de los niños, es que cada actividad vaya acompañada de un ritual que les ayude a introducirse y a fijarla en su día a día. Si se van a hacer deberes, por ejemplo, se puede preparar la habitación y los materiales que se van a utilizar siempre de la misma forma. Si se hace deporte online, lo mismo.

Familia

Al final de la jornada, es conveniente realizar una revisión. Todo el mundo sentado y tranquilo debe comprobar lo que se ha hecho en el día y ver si se han cumplido las metas. Tampoco ha de verse como un examen, sino más bien como una forma de hacer un seguimiento que permita ir mejorando poco a poco y ver en qué se ha fallado para poder ponerle remedio y así evitar que vuelva a pasar. Y por supuesto, en el caso de los niños, es aconsejable premiar todos los logros que se consigan y dar recompensas, porque para ellos es más difícil entender todo lo que está sucediendo y pueden sentirse más desorientados que el resto.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat