Después del anuncio del cierre de bares y restaurantes durante 15 días por|para el impacto de la segunda oleada de Covid-19, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau ha pedido a la Generalitat que se apresure también a ofrecer medidas económicas para el sector de la restauración. "Pedimos medidas rápidas, concretas y tan ambiciosas como sea posible. En Barcelona ya nos hemos gastado 17 millones de euros para facilitar el funcionamiento de la restauración estos meses. Que valoren si los 40 millones anunciados por toda Catalunya son suficientes", ha cuestionado.

"Hay un sector especialmente castigado que no tiene culpa de nada, por eso pedimos a la Generalitat que tome medidas para poder aguantar estos días de cierre", ha reiterado la alcaldesa, pidiendo que el peso de la gestión no vuelva a recaer en los ayuntamientos. "Hemos hecho lo que nos tocaba, y mucho más de lo que nos tocaba", ha asegurado Colau, que por otra parte también ha celebrado las medidas anunciadas por la situación de los contagios en la ciudad de Barcelona.

Evitar el cierre definitivo de los negocios

Colau ha dado apoyo al sector de la restauración en "la petición al Govern para que las medidas sanitarias se acompañen con medidas económicas para evitar que tengan que cerrar" definitivamente. "Se tiene que actuar y nos tenemos que anticipar al controlar los contagios, pero también se tienen que acompañar de medidas para que estos sectores no mueran", ha destacado.

Bar restaurando coronavirus ACN

Todas las terrazas de los bares tendrán que cerrar con las nuevas restricciones del Govern. / ACN

Aparte de las ayudas directas a las empresas del sector de la restauración, la alcaldesa de Barcelona también ha pedido que se aplique un control efectivo de los alquileres. "Se mantienen estos alquileres abusivos y creemos que hace falta que la Generalitat concrete cuanto antes mejor el control y la rebaja de los alquileres, especialmente de este sector," ha pedido.

La situación de los contagios de Covid-19 en Barcelona

Desde el punto de vista sanitario, Colau ha celebrado las medidas anunciadas por el Gobierno este miércoles que, entre otras cosas, contemplan el cierre de bares y restaurantes durante quince días. "Delante de la velocidad de los contagios de los últimos días, nadie discute que se tengan que tomar medidas", ha asegurado, destacando que las situaciones donde hay relajamiento social son los principales focos de contagios.

La alcaldesa ha asegurado que la curva de contagios en Barcelona ha dejado de ser estable y se ha disparado en las últimas dos semanas. Hace quince días ya eran 1.777 contagios semanales en la capital, y la semana pasada casi 3.000. "Es un aumento muy importante que nos tiene que preocupar", ha alertado a Colau.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat