El Govern extrema las medidas para intentar frenar el rebrote de la Covid-19 y la segunda ola de contagios y, tal como adelantó ElNacional.cat, cierra bares y restaurantes y solo los autoriza a servir comidas para llevar. La restricción entra en vigor el viernes y se alargará, de momento, hasta finales del mes de octubre. El Govern destinará 40 millones de euros para ayudar al sector. Prevé aprobar el martes que viene medidas de ayuda directa a los establecimientos de restauración y una línea de avales extraordinaria.

El Govern lo acaba de anunciar en una rueda de prensa que se ha hecho esperar y que ha llegado después de una extensa reunión con el sector de la restauración.

La medida, por lo tanto, mantendrá cerrados los interiores de los establecimientos para consumir y también las terrazas. Sólo se podrá ir para recoger comida para llevar o productos de autoconsumo fuera del establecimiento. Las medidas se aplican para "evitar un confinamiento total", ha dicho el vicepresident en funciones de president, Pere Aragonès, que también ha admitido que son "decisiones difíciles" pero que hay que aplicarlas ante el "riesgo extremadamente alto" de contagio.

Sobre el cierre de bares y restaurantes, ha dicho que es una "medida dolorosa pero necesaria". Además el Govern pide reducir al máximo la movilidad, limitar las relaciones y encuentros sociales y promover el teletrabajo "en la medida en que sea posible". "La práctica social hace que se produzcan más contagios", ha añadido Aragonès para justificar el cierre de bares y restaurantes.

terraza terrazas mesas|tablas borera bar restaurando covid-19 coronavirus - Sergi Alcàzar

Bar

Más restricciones

El Govern ha aprobado hoy el cierre de bares y restaurantes; los servicios de estética, excepto las peluquerías; los salones de juegos; los parques de atracciones y suspende las competiciones deportivas no profesionales.

Además, se reduce el aforo al 30% en comercios, al 50% en equipamientos culturales, al 50% y con cita en los gimnasios, y al 50% también en los actos religiosos y de culto.

Las medidas vuelven, en cierta manera, a la casilla de salida. Al punto donde estábamos el mes de junio, justo antes de empezar la desescalada. Aunque según el Govern los hospitales todavía tienen un cierto margen y no hay colapso. Justamente se aplican para "no añadir más estrés a los espacios sanitarios". El vicepresident ha remarcado que se aplican restricciones drásticas "para extremar la salud de la ciudadanía y salvar vidas".

Máxima colaboración del gobierno del estado español

"Hay varias maneras de afrontar la crisis. Se puede hacer con una guerra política o guerra de banderas. No lo haremos. Seremos claros, seremos honestos y diremos la verdad a la ciudadanía", ha dicho Aragonès durante su intervención inicial, en la que también ha expuesto que la Generalitat tendrá la máxima colaboración del gobierno del Estado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat