El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha decidido rediseñar la cúpula de Interior tras la crisis de la policía política. En un cambio totalmente inesperado, Zoido ha decidido acabar con la figura del director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, cargos creados en 2006 y que ahora desaparecerán.

Fuentes de interior han indicado que esos puestos -el número dos de cada cuerpo policial- se instituyeron en época de José Luis Rodríguez Zapatero debido a la creación del mando único de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Las fuentes han explicado que con el mando único no había directores generales de esos cuerpos y que por ese motivo se creó la dirección adjunta operativa en cada uno de ellos.

Ahora Zoido ha considerado innecesario mantener esa figura, si bien los directores generales son cargos políticos y los directores adjuntos son operativos. Florentino Villabona, que sustituyó en el puesto a Eugenio Pino, es el director adjunto de la Policía Nacional, mientras que Pablo Martín Alonso es el de la Guardia Civil.

Pino, bajo el mando de Jorge Ferández Díaz como ministro del Interior, era uno de los principales comisarios que puso en marcha la Operación Catalunya y los informes contra adversarios políticos, como Podemos y el PSOE. 

Esta reforma de Interior está prevista que se apruebe este viernes en el Consejo de Ministros. La última reunión ejecutiva del gobierno de Mariano Rajoy antes de vacaciones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat