La polémica conferencia La relevancia constitucional del ministerio fiscal en el  Col·legi de l'Advocacia de Barcelona ha empezado con una disculpa hacia el invitado de honor, el fiscal Javier Zaragoza, por el "boicot" recibido en los últimos días. Abogados, juristas y colegiados habían reprochado a la decana del ICAB, Maria Eugènia Gay, que haya invitado al congreso a "uno de los ideólogos de la causa general contra el independentismo" y varias secciones internas —como la Comissió de Dones Advocades y la de la Llengua— se han desvinculado del acto. Zaragoza ha devuelto inmediatamente el agradecimiento directamente a la decana por"tener que soportar ataques intencionados" y "haber resistido presiones hasta el final" por la organización de la conferencia enmarcada en las jornadas del V Congreso de la Abogacía de Barcelona.

José Zaragoza Suprem

Zaragoza también ha lamentado la que ha calificado de "cobertura interesada" en los últimos días del acto en el ICAB por parte de algunos medios sin conocer en profundidad la materia tratada: "La prensa me han relacionado exclusivamente con el juicio del procés, no hay que decir medias verdades", ha apuntado el fiscal al empezar su intervención. El acto lo ha presentado José María Fuster-Fabra y en el debate han participado también Miguel Capuz Soler, presidente de la sección de Dret Penal del Col·legi; Francisco Chamorro, de la sección de Dret Constitucional, y Eloy Moreno, que ha hecho de moderador.

Todos lo han recibido con grandes honores y le han dedicado unas palabras al iniciar el turno de palabra respectivo. "Zaragoza siempre ha sido considerado un fiscal progresista, marcado por su lucha contra el narcotráfico," ha dicho Fuster-Fabra. Las alabanzas se han multiplicado cuando ha recordado que "se llegó a planificar su asesinato", un capítulo que "el fiscal ha conseguido sobrepasar" asumiendo la Jefatura de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, "coincidiendo también con el fin del terrorismo etarra". "Es una de aquellas personas que cuando se la conoce sabes que vale la pena, desde Barcelona se te quiere", ha concluido el introductor.

Referencias al juicio al procés

Zaragoza ha entrado de lleno en desarrollar las diferencias entre la "judicialización de la política y la politización de la justicia", haciendo más de una referencia a su papel como fiscal del juicio a los líderes independentistas del 1-O. "La clave de la democracia es la independencia del poder judicial y la defensa de los derechos de los ciudadanos", un factor —dice— que siempre ha garantizado desde el ministerio fiscal y "así se ha acabado reconociendo desde el tribunal".

Para el fiscal del 1-O "la clave de la democracia es la independencia del poder judicial", muchas veces irrumpido por intereses partidistas, ha lamentado, como lo certifica el reparto de cuotas de poder por parte de los partidos dentro de la judicatura. "El problema viene cuando hay discrepancias entre instituciones públicas, o cuando se actúa conscientemente políticamente rompiendo la ley", ha indicado.

El problema viene cuando los partidos politizan la política penal. También cuando hay discrepancias entre instituciones públicas, considera Zaragoza. Las consecuencias "de instalarse fuera de la ley" sólo repercuten en debilitar la democracia de un país: por una parte, daña la imagen internacional de España y por otra, refuerza a los que se instalan fuera del marco jurídico, ha concluido.

Modernización del ministerio fiscal

Zaragoza ha admitido que es necesaria la introducción de modificaciones dentro del ministerio fiscal español. Apuesta por un nuevo modelo constitucional público que no dependa tanto del poder ejecutivo (el fiscal general del Estado es nombrado por el Rey a petición del consejo de gobierno). Eso anularía una dependencia orgánica del ministerio fiscal en el gobierno, que en ocasiones se puede ver como un argumento para criticar su autonomía. El fiscal también ha reclamado que en el ministerio público, como "pieza fundamental de la arquitectura constitucional del estado de derecho", hace falta "reforzar la plantilla de fiscales, incrementar recursos y abordar cambios normativos para reforzar la independencia".

Un acto hermético

La tensión generada dentro del Col·legi en los últimos días desde varias secciones de la abogacía catalana ha hecho que los responsables de la conferencia comunicaran previamente a los asistentes que no se permitía la grabación audiovisual ni la difusión o exhibición de ninguna imagen ni corte de voz del acto.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat