El exdirector general de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler, ha denunciado que Vueling no lo ha dejado embarcar en un vuelo a Bruselas este lunes porque el documento que ha presentado donde decía que era negativo en la prueba PCR de la Covid-19 estaba escrito en catalán.

El incidente ha tenido lugar este lunes por la mañana, cuando la compañía le ha dicho que el gobierno de Bruselas les podía multar a él y a la empresa por no llevar la documentación en regla, según ha adelantado Catalunya Ràdio y ha confirmado el mismo Soler a la ACN. Soler lo considera "arbitrario", porque, según ha explicado, sí que se ha dejado subir al avión a los pasajeros que presentaban la PCR en castellano, cuando, en cambio, Bruselas limita los idiomas al alemán, el holandés, el inglés o el francés.

Soler viajaba para reunirse con Puigdemont y los consellers en el exilio

Según el relato de Soler, que viajaba a Bruselas para reunirse con el president de la Generalitat Carles Puigdemont y los consellers en el exilio Lluís Puig y Toni Comín, antes de comprar el billete consultó la documentación necesaria en la página web del gobierno belga, donde vio que necesitaba la PCR negativa. La web de Vueling, en cambio, "no decía nada" de los requisitos necesarios para volar a Bruselas. Esta mañana, cuando ha intentado embarcar, le han dicho que la PCR estaba en catalán y que no podía ser. Le han dicho que la tradujera o que no podía volar.

Soler se ha quejado argumentando que en ningún lugar de la web de Vueling se indicaba la lengua de la PCR, pero le han replicado que si no era en castellano, "les podían poner multa a ellos como compañía y a mí como usuario". Soler ha pedido volar bajo su responsabilidad, pero la compañía tampoco ha accedido.

La PCR tenía que ser en alemán, holandés, inglés o francés

Después de eso ha presentado una queja en el aeropuerto y en la web de Vueling, donde ha visto, en el apartado de reclamaciones, que Bruselas pide la PCR en alemán, holandés, inglés o francés. "En ningún caso en castellano, y en cambio sí se ha dejado pasar a las personas que la llevaban en este idioma". Es por eso que Soler acusa a Vueling de arbitrariedad, porque "dejan pasar a la gente que la lleva en castellano, pero no a la gente que la lleva en catalán".

Vueling ha contestado a la reclamación de Soler afirmando que si no se presenta la documentación en regla al personal, tiene la obligación de no dejar embarcar al usuario, sin que eso suponga ningún tipo de devolución o reembolso. Soler mantiene que se trata de una discriminación arbitraria y no descarta emprender acciones legales contra la compañía.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat