José Manuel Villarejo ha podido volver a pisar la calle. Después de más de tres años de prisión preventiva, hoy la Audiencia Nacional ha ordenado la suya libertar provisional. Con medidas cautelares, pero libertad al fin y al cabo. Al salir del centro penitenciario de Estremera esta misma tarde, el comisario jubilado ya ha dejado claro que no huirá y que declarará allí dónde sea necesario. De hecho, mañana mismo declara en la Audiencia Nacional por las piezas 26 y 29 del caso Tándem. "Será muy interesante lo que voy a declarar", ha asegurado, teniendo por delante una treintena de piezas judiciales abiertas. También ha denunciado maltratos y torturas.

Villarejo ha querido atender brevemente los medios de comunicación al salir de Estremera, sobre las seis y media de la tarde. Lo ha hecho con boina, mascarilla con la bandera española y un parche en el ojo izquierdo. De hecho, ha denunciado al director del centro penitenciario a quien ha descrito cono un "cancerbero que ha accedido a las órdenes políticas". A pesar de todo, ha asegurado, "aquí estoy, por muchos maltratos y torturas que me han hecho". Ha señalado que le han dejado "un poco inutilizado el ojo", pero que él sigue aquí. "Es una putada para los que lo han intentado", ha lanzado.

El excomisario ha desmentido que él quisiera escaparse. "Esta historieta de que quería huir era mentira. Ya dije en 2016 que no huiría. Yo sólo quiero defenderme", ha afirmado en este sentido. Ha insistido en que ahora su única "función" será defenderse. Ha dejado claro que, como hasta ahora, declarará "siempre y a todo el mundo". Se ha mostrado confiado que se podrá hacer justicia: "Me lo han robado todo, pero no me pueden robar que siga creyendo en la justicia. Porque entonces mi vida no habrá tenido sentido". Ha recordado que tiene 30 piezas abiertas. "Será muy interesante lo que voy a declarar", ha avisado.

Ante los medios de comunicación, Villarejo ha aprovechado para reprochar que no se le haya respetado la presunción de inocencia. También ha dejado alguna fase enigmática, como "las cloacas no generan mierda; la limpian".

El rey emérito

Los periodistas han preguntado al comisario jubilado por la situación del rey emérito Juan Carlos I, huido a los Emiratos Árabes, desde donde ha procedido a dos regularizaciones fiscales. Villarejo ha dicho que no quiere hablar de este tema y que le parece "injusto lo que le está pasando a Su Majestad, que tanto le debemos todos los españoles". Y ha remachado: "Otra cosa es que haya intereses".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat