El partido político de ultraderecha Vox había convocado este sábado un encuentro de afiliados y simpatizantes en Pinell de Brai, en la Terra Alta. La formación había organizado un acontecimiento que incluía una "misa castrense", un homenaje a las víctimas de la Covid-19 y una comida de hermandad, pero la convocatoria ha fracasado y no han asistido ni una decena de personas.


Quienes sí que han ido han sido las decenas de personas de entidades antifascistas de las Terres de l'Ebre que han protestado contra la presencia de la formación. El mismo gobierno municipal y varias formaciones ya se habían pronunciado en contra de esta celebración y hoy se han desplazado hasta la catedral del pueblo para mostrar su rechazo a la ultraderecha.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado varios agentes de los Mossos d'Esquadra, que han distanciado los dos grupos. Según informan algunos manifestantes, los simpatizantes de Vox no han llegado a ser ni una decena de personas. "Hoy hemos dicho bien claro en Vox que no pasarán. ¡El fascismo, nunca más en las Tierras del Ebro! ¡Nunca más en ningún sitio ni contra nadie"!, han asegurado los Comités de Defensa de la República del territorio a través de las redes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat