El diputado británico Hywel Williams ha denunciado este jueves que miembros del Parlamento del Reino Unido "han sido espiados por agentes" del Gobierno español, concretamente por órdenes del Ministerio de Exteriores, en relación con sus tareas sobre Catalunya.

Williams, del partido nacionalista galés Plaid Cymru, ha explicado en la Cámara de los Comunes que España hizo una "vigilancia encubierta" de las actividades del Grupo Parlamentario sobre Catalunya, formado por diputados de varios partidos y que él preside. Durante su intervención, de fondo, se pueden oír gritos de otros diputados: "shameful, shameful" ("vergonzoso, vergonzoso").


Las pruebas de este espionaje, ha defendido, se encuentran en los documentos que el Ministerio de Exteriores, liderado por Josep Borrell, ha aportado en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) para justificar el cierre de las delegaciones catalanas en el extranjero.

Williams ha explicado a sus colegas en los Comunes que el estado español ha espiado a los miembros del citado grupo sobre Catalunya (APPG, siglas en inglés), que incluye a representantes del gobernante Partido Conservador, el independentista Partido Nacionalista Escocés y los galeses de Plaid Cymru.

Ha asegurado que en los documentos remitidos al TSJC "se alude a varias reuniones" del APPG, "incluida una en la cual habló Josep Costa, vicepresidente del parlamento catalán". El diputado galés señala que las citas de esta comisión parlamentaria "eran públicas" y lamenta que "no había necesidad de que los participantes ocultaran sus identidades, incluidos los del gobierno español".

"Este asunto tiene todavía camino por recorrer", ha declarado. Williams ha asegurado que también se habla en los documentos oficiales de la diputada regional galesa Elin Jones y de la primera ministra de Escocia, la independentista Nicola Sturgeon, y "de muchos más".

Entre ellos, el mismo presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow ―antes miembro del Partido Conservador―, al que, ha dicho, se acusa de "no ser imparcial" por un comentario que hizo el 13 de febrero, en respuesta a una pregunta suya, sobre el encarcelamiento de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

"Una cuestión muy seria"

La vicepresidenta de la cámara británica, Eleanor Laing, ha intervenido al final de la intervención de Williams. "Esta es una cuestión muy seria", ha apuntado, recordando que la "franqueza" y "honestidad" en las que se basa la democracia británica "tienen que ser respetadas en todo momento".

Aunque ha explicado que desde su posición no puede asumir responsabilidades sobre hechos "que tienen lugar en Catalunya", ha asegurado tomarse "muy seriamente" la cuestión y ha animado al diputado a presentarla por escrito al presidente de la cámara. "Así, él podrá dar a este asunto la plena consideración que se merece y no sólo un momento de consideración aquí en la cámara".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat