El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha asegurado este miércoles que no existe ninguna prueba de la supuesta injerencia rusa en Catalunya y ha asegurado que las acusaciones hechas en los últimos días por el Gobierno español y medios españoles son "la continuación de la histeria" que ya han manifestado otros países como Estados Unidos.

Peskov ha afirmado que ni las autoridades, ni la OTAN, ni los medios de comunicación han presentado pruebas "que merezcan atención" en relación a las acusaciones sobre una intervención rusa en Catalunya: "Por eso consideramos infundadas estas afirmaciones", ha añadido.

El Kremlin mantiene como postura oficial que la situación política en Catalunya es un asunto interno español y que, como tal, debe resolverse en el marco de las leyes nacionales, según la agencia de noticias oficial Sputnik.

El embajador de Rusia en España, Yuri Korchagin, ya describió como una "aberración" las acusaciones sobre la supuesta injerencia en favor del independentismo catalán y advirtió de que este tipo de informaciones no son solo "erróneas", sino también "peligrosas".

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, admitió el lunes que no descarta que se produzcan intentos de injerencia rusa en forma de difusión de informaciones falsas de cara a las elecciones del 21 de diciembre y alertó a sus socios de la UE de que la "manipulación y desinformación" lanzada contra el bloque comunitario afecta también al "desarrollo democrático" en Catalunya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat