El lehendakari, Iñigo Urkullu, considera que hay una "desproporción evidente" en la condena de inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, a quien ha enviado, en catalán, "un fuerte abrazo".

Urkullu se ha pronunciado así a través de las redes sobre la sentencia del Tribunal Supremo conocida este lunes en la cual confirma la condena de año y medio de inhabilitación a Torra para desobedecer la Junta Electoral Central, que lo obligó a retirar las pancartas de apoyo a los presos políticos de los edificios públicos en periodo electoral.

El lehendakari recuerda que Torra ha sido el primer presidente de la Generalitat a ser inhabilitado en el ejercicio de sus competencias en 40 años y asegura que "no por esperada, esta decisión en nada ayuda a propiciar una salida a un contencioso institucional y político de dimensión y calado".

Además, lamenta, se produce en un contexto de especial sensibilidad sanitaria, emocional, económica y social. "A pesar de tener en consideración los requerimientos de la Junta Electoral Central -para tratarse de hechos en campaña electoral- y que el mismo presidente reconociera su desobediencia, hay una desproporción evidente entre el hecho original, mantener una pancarta reivindicativa no atentatoria contra ningún derecho humano al balcón de la Generalitat, y el resultado final, la inhabilitación del presidente", opina Urkullu.

También apuesta por ofrecer vías de solución política a través del diálogo y la negociación "con auténtica voluntad de acuerdo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat