Coincidiendo con la visita de Pedro Sánchez a Barcelona, el Tsunami Democràtic ha convocado una sentada delante la sede del Gobierno.

Miles de personas han respondido al llamamiento y se han sentado en la esquina de la calle Roger de Llúria y la calle Mallorca con carteles donde se leía 'Spain, sit and Talk.' También han ondeado esteladas con el objetivo que la imagen "dé la vuelta al mundo".

La convocatoria del Tsunami Democràtic –la segunda que difunde de manera oficial después del bloqueo del aeropuerto– ha sido de urgencia debido que la visita del presidente español en funciones, Pedro Sánchez, no había sido anunciada.

Estaba previsto que a las 13:00 horas Sánchez se encontrara con la delegada en Catalunya, Teresa Cunillera. Sánchez ya ha visitado esta mañana la Jefatura del Cuerpo Nacional de Policía de Catalunya en la via Laietana y los hospitales barceloneses donde hay ingresados varios agentes.

Para esta nueva acción, Tsunami Democràtic ha recordado la actitud no violenta de la convocatoria. Con todo, Sánchez no ha visitado el edificio y habría avanzado su regreso a Madrid.

Aunque algunos de los concentrados han aprovechado la sentada para comer de fiambrera, en torno a las 14.00 horas, otros se han empezado a marchar. Ahora bien, número importante de personas ha decidido quedarse un rato más.

Durante la concentración se han podido escuchar consignas como "lo llaman democracia y no lo es","independencia", "libertad presos políticos" y cánticos contra la policía española. También han cantado Els Segadors.

Para acceder a la zona sin embargo, los agentes pedían a las personas que abrieran y enseñaran el contenido de los bolsos y las mochilas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat