El TSJC ha descartado definitivamente como testigos en el juicio de la Mesa del Parlamento para el 1-O Inés Arrimadas, Miquel Iceta, Xavier García Albiol y Josep Lluís Franco Rabell.

El Tribunal los descarta porque no los puede localizar ni tiene la dirección para enviar la citación. Tan sencillo y tan inexplicable como eso.

Los testigos los había pedido Vox, que ejerce de acusación popular pero no facilitó las direcciones. El 25 de septiembre el tribunal las pidió, pero Vox no las ha presentado. Y por lo tanto caen los testigos de los portavoces parlamentarios.

Los que sí declararán como testigos serán los otros miembros de la Mesa de aquel momento, José María Espejo Saavedra y David Pérez, así como los letrados Antoni Bayona, Xavier Muro, Pere Sol y Mercè Arderiu. También comparecerán los expresidentes del Parlamento Ernest Benach y Núria de Gispert. Asimismo, el tribunal ha aceptado que declaren como testigos los miembros de la CUP Carles Riera, Eulàlia Reguant, Albert Botran y Gabriela Serra, así como Albano-Dante Fachin, Ferran Civit, Lluís Llach y Antoni Castellà.

 


El juicio estaba previsto inicialmente del 19 al 22 de noviembre, pero la coincidencia con otras causas por parte de algunos abogados, lo hará posponer, aunque no se sabe la nueva fecha. Lluís Corominas, Anna Simó, Ramona Barrufet, Joan Josep Nuet, Lluís Guinó y la exdiputada de la CUP Mireia Boya serán juzgados por el TSJC por desobediencia, mientras que la causa contra Carme Forcadell por rebelión se ha quedado en el Tribunal Supremo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat