El president de la Generalitat, Quim Torra, ha iniciado su viaje a Washington dejando claro desde el corazón de los EE.UU. que no piensa parar hasta que los efectos de lo que votaron los catalanes el 1-O acaben siendo una realidad reconocida por el mundo.

En un discurso pronunciado durante la inauguración del Catalonia America Council –una organización privada de fomento de las relaciones entre Catalunya y los Estados Unidos- Torra ha recordado que el pasado 1 de octubre los catalanes "ejercieron el derecho a la autodeterminación". "Y ahora tenemos que hacer efectivo este mandato democrático. La República es sinónimo de libertad. En Catalunya, los conceptos de la República, la libertad y la democracia no sólo son conceptos complementarios, sino que también son sinónimos. Y no dejaremos de trabajar hasta que los tres conceptos sean una realidad internacionalmente reconocida", ha avisado.

Y es que el presidente ha remarcado a los americanos presentes en la inauguración que "el derecho a la autodeterminación es esencial" para los catalanes. "Queremos que sea eficaz con todas las implicaciones", ha sentenciado, al lado del líder del Catalonia America Council y exdelegado de la Generalitat en los EE.UU., Andrew Davis.

Estado de emergencia

Torra ha aprovechado también para denunciar desde la capital norteamericana la situación "de estado de emergencia" que cree que vive Catalunya por la reacción del Estado al independentismo. "Volvemos a tener prisioneros políticos, exiliados y víctimas de la represión", ha dicho en su discurso en inglés. En más, ha explicado que en este momento, a la Generalitat de Catalunya, "se lucha contra todos los efectos malignos del estado de emergencia en la medida del posible y se denuncian las injusticias sufridas por personas como el propio president Carles Puigdemont". "La situación de regresión de los derechos democráticos a España es intolerable para cualquier democracia", ha concluido.

En este sentido, citando al expresidente de los EE.UU. Thomas Jefferson ha asegurado que actualmente se vive en Catalunya una situación compleja". "Él dijo que cuando una serie de abusos y usurpaciones persiguiendo el mismo objeto evidencia un diseño para reducir a la gente bajo el despotismo absoluto, es su derecho, es su deber, echar a este gobierno, y proporcionar nuevos guardias para su futura seguridad". "Ciertamente, no queremos deponer ningún gobierno. Pero tenemos el derecho y la voluntad de fundar nuestro estado independiente. No hagamos nada contra nadie. Queremos lo mejor para todo el mundo. Pero también para nosotros", ha afirmado.

Así, ha reivindicado que en Catalunya hay valores como "la libertad, la libertad de expresión, el con respecto a los derechos humanos, la paz y la necesidad de fortalecer la relación transatlántica" que le son propios y que pueden compartir con los EE.UU. Pero ha pedido no olvidar que Catalunya "se encuentra en una encrucijada histórica excepcional". Por eso, desde Washington, "donde se valora la libertad y la dignidad de las personas", ha querido "proclamar" que tiene, "más que la esperanza, la firme convicción de que pronto Catalunya se unirá al resto de la libre naciones del mundo". "Lo conseguiremos", ha sentenciado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat