El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, de la cual este domingo se cumplen diez años, "hizo abrir los ojos" a muchos catalanes que hasta entonces no eran independentistas y considera que desde esta fecha "la independencia es irreversible".

Según Torra, el recorte del Estatuto fue un "acto unilateral por parte del Estado español" que rompió "el pacto que nos habíamos dado desde la transición". También ha defendido la vía "pacífica, democrática y, cuando haga falta, desobedeciendo de forma no violenta" para conseguir la independencia de Catalunya. El presidente de la Generalitat lo ha dicho en Bassella (Alt Urgell) donde este domingo ha inaugurado el primer edificio consistorial del municipio.

Además, el presidente ha asegurado que no renuncia a ejercer la "desobediencia no violenta" para que Catalunya consiga la independencia. Torra ha seguido refiriéndose a la sentencia y ha comentado que recortar el Estatut "cambió muchas cosas" porque fue un acto unilateral del Estado que rompía el pacto que nos habíamos dado desde la transición y desde la democracia ".

A través de las redes, Torra ha reprochado a Zapatero "el menosprecio a la voluntad del pueblo" de Catalunya y ha remarcado la inutilidad de un diálogo con el Estado con el límite constitucional.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat