El 131 presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha comparecido esta tarde en la Galería Gótica del Palau ya como expresidente para hacer una apelación directa a los ciudadanos. "Sois la única esperanza de salir del pozo en que nos quiere poner otra vez el Estado español", ha advertido, a la vez que ha subrayado que sólo la fuerza colectiva permitirá escapar de un laberinto del cual sólo se puede salir "saltando todos los muros".

Ha sido un llamamiento que ha reiterado varias veces durante su intervención y que ha remachado antes de cerrar la declaración: "Podemos hacer realidad nuestro sueño. Catalanas y catalanes, empujáis. Gracias para hacerlo".

La intervención se ha convocado ante la puerta del Saló Montserrat de la Galeria Gótica, la antesala del despacho que habitualmente ocupa el president de la Generalitat y que está vacío desde que el artículo 155 destituyó Carles Puigdemont del cargo. Detrás del president se han situado los miembros del Govern, con el vicepresidente, Pere Aragonès, y la consellera de Presidència, Meritxell Budó, al frente.

Torra ha insistido en que el obstáculo para la independencia es la misma autonomía. "Una autonomía donde el Parlament no publica las resoluciones que se aprueban y donde el Govern ve que su president es depurado del cargo por un golpe urdido por los poderes del Estado español", ha remachado sin ahorrarse un último dardo al presidente del Parlament, Roger Torrent.

Por todo ello, ha insistido en que "la única manera de avanzar es a través de la ruptura democrática" y se ha dirigido repetidamente a lo que ha descrito como la "ciudadanía comprometida y organizada".

Durante la intervención, ha mostrado la confianza en su gobierno, ha admitido que no ha conseguido hacer realidad la República catalana, como se proponía. "No he podido avanzar más", ha confesado. Pero también ha matizado que eso no quiere decir que se haya retrocedido en este objetivo.

Ha pedido a los partidos, entidades y ciudadanía que recuperen "el espíritu y la convicción que hizo posible el 1-O", y, en una referencia implícita a las tensiones internas, les ha advertido que tienen un "objetivo común más importante que todos los intereses particulares".

En una línea similar al llamamiento que esta mañana ha hecho JxCat, ha emplazado a "superar la etapa actual para volver a mirar al horizonte de la independencia"; ha recordado que aceptó el encargo de president en un momento de "represión feroz" y ha asegurado que seguirá trabajando "sin descanso por la libertad de Catalunya.

Torra, que se ha emocionado al dirigir un agradecimiento a su familia, ha reiterado su declaración en inglés, mientras se oían en la galería gótica las protestas de los concentrados en la plaza Sant Jaume.

"Ni abandono ni me resigno y todavía menos acepto esta sentencia. Llevaré la libertad de expresión y nuestra causa de independencia a Europa. Y ganaremos", ha asegurado el ya 131 president de la Generalitat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat