Contundente reacción del president y el vicepresident de la Generalitat ante la decisión de las juntas de tratamiento de las prisiones de Lledoners, Puig de les Basses y Wad-Ras de otorgar el tercer grado a los presos políticos: sólo aceptarán la libertad.

El president Quim Torra ha asegurado a través de un tuit que los dirigentes encarcelados "nunca tendrían que haber sido juzgados". "Nunca tendrían que haber entrado en la prisión, tampoco tendrían que seguir en la prisión", ha reivindicado Torra. El president ha sido claro: "¿3r grado? ¡Libertad!", ha exigido deseando "fuerza" a los nueve presos.

En un sentido similar se ha expresado el vicepresident Pere Aragonès. Aunque el coordinador nacional de ERC ha mostrado su satisfacción por la "buena noticia", ha recordado que "son nueve inocentes que no tendrían que estar en la prisión". "Ante una sentencia injusta, de un tribunal Supremo que sólo ha buscado la venganza, la única solución definitiva es la amnistía", ha añadido.

Posteriormente, en una visita al Aeropuerto del Prat, Aragonès se ha reafirmado en la idea de la amnistía y ha confiado en reanudar la mesa de diálogo en los "próximos quince días", asegurando que el objetivo del Govern es poder trasladar sus peticiones al ejecutivo español. En este sentido, ha reclamado el derecho a la autodeterminación y la amnistía de los presos y los exiliados.

El tercer grupo independentista en el Parlament, la CUP, ha celebrado "que se les conceda el tercer grado y que nos podamos encontrar muy pronto en las calles". Sin embargo, el grupo anticapitalista ha matizado que "nunca tendrían que haber entrado en la prisión y por eso seguiremos exigiendo la amnistía de todos los presos políticos",

Otro grupo que ha celebrado el tercer grado de los presos políticos ha sido el de Catalunya en Comú Podem. Su portavoz en el Parlament, Jéssica Albiach, ha asegurado que la decisión de las juntas de tratamiento "es una buena noticia". "Hay que seguir trabajando por su completa y definitiva libertad", ha aclarado.

Arran de esta decisión y después de dos años y medio en la prisión los presos podrán salir de la prisión cada día y sólo tendrán que volver para ir a dormir. Los permisos también se ampliarán, pasarán de 36 a 46 y no hará falta que tengan cumplido un cuarto de la pena para poder hacerlos. También podrán estar todo el fin de semana entero en casa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat