La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, ha insistido en descartar la unilateralidad en un futuro referéndum escocés y ha tomado el caso catalán como ejemplo pero ha abierto la puerta otra opción, "un referéndum consultivo".

"Catalunya es la prueba que si el procés no tiene legalidad ni legitimidad no trae a la independencia", ha explicado, para añadir después de que si lo que la gente "espera" de ella es "un referéndum ilegal", no lo obtendrán.

Sturgeon ha defendido el derecho de los escoceses a "escoger un futuro diferente" y ha animado a la ciudadanía a "ganar los argumentos" para "convencer" aquellos de que ya fueron contrarios a la independencia en el primer referéndum.

La líder escocesa sí que ha abierto la puerta a que el Parlamento pueda estudiar convocar un "referéndum consultivo", aunque no tendría valor legal y, por lo tanto, ha adelantado que no es una prioridad porque no contaría con el mismo apoyo popular.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat