El conseller de Acció Exterior, Relacions Institucionals i Transparència, Bernat Solé, ha asegurado que celebrar las elecciones el 14 de febrero restaría legitimidad al proceso electoral. El titular de Exteriores ha hecho estas declaraciones a Catalunya Ràdio al día siguiente de que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) suspendiera cautelarmente el decreto que aplaza las elecciones del 14-F.

Los comicios se mantienen de momento en la fecha inicial. El tribunal ha aceptado las medidas cautelarísimas que pedía uno de los recursos, presentado por un particular. Argumenta que es una decisión "instrumental", porque no parar el contador de las elecciones impediría que se pudieran celebrar el 14 de febrero si finalmente se estimaran los recursos.

El pico de la pandemia

El conseller ha recordado que durante la campaña electoral, que está prevista entre el 29 de enero y el 12 de febrero, "se alcanzará el pico de la pandemia" y que, por lo tanto, "unas elecciones al 14 de febrero ponen en riesgo la salud de las personas y la legitimidad del proceso".

Según Solé, la legitimidad de unos comicios pasa por que las candidaturas puedan explicar sus proyectos: "Si llegamos al pico de la pandemia eso no se podrá explicar bien", ha añadido. Otro hecho que podría restar legitimidad, según el conseller, sería "la baja participación".

Solé ha matizado que no hay un indicador concreto sobre qué participación legitima unas elecciones, pero ha apuntado que para ir bien tendría que ser similar a la que se ha tenido en elecciones anteriores. Mucha gente podría percibir que ir a votar de forma presencial no es seguro. Puede haber miedo", ha explicado.

El decreto de aplazamiento

La mesa de partidos se reunió el viernes pasado, 15 de enero, y decidió aplazar las elecciones hasta el próximo 30 de mayo. En las últimas horas algunos expertos han dicho que el decreto redactado por el vicepresidente Pere Aragonès no era lo bastante riguroso. Al respecto, Bernat Solé ha querido subrayar que el decreto es riguroso "ya que todas las decisiones que se toman se hacen con el asesoramiento de expertos".

Así pues, el conseller ha indicado que una vez el Govern tenga la decisión definitiva del TSJC sobre la fecha de las elecciones se volverá a convocar la mesa de partidos: "Esta herramienta ya nos permitió llegar a la unanimidad a la hora de decidir aplazar los comicios".

El Govern ha hecho públicos los informes en que asegura que se basa la decisión de aplazar las elecciones del 14-F hasta el mes de mayo, así como los argumentos jurídicos en que sustentan el decreto para la suspensión de los comicios firmado el viernes pasado por el vicepresident Aragonès. Según estos documentos, Salut ha apuntado que el mes de mayo habrá un buen nivel de inmunización gracias al proceso de vacunación, mientras que el informe del Gabinete Jurídico ya pronostica escasas posibilidades ante un recurso como el que hay en marcha en el TSJC.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat