El sindicato mayoritario en el sector de la enseñanza, USTEC-STEs califica de ''purga política'' la acción del Ministerio de Educación y las acusaciones de adoctrinamiento y acoso a una cuarentena de centros catalanes. El portavoz de la organización, Ramon Font, ha recalcado que ''no estamos dispuestos a aceptarlo ya que son acusaciones fundamentadas con ''muy poco rigor'' a través de denuncias anónimas y aplicativos en internet.

Por eso, desde USTEC-STEs se están organizando movilizaciones ''el máximo de unitarias posibles'' para defender la tarea de los docentes, hecho que consideran ''el muelle del hueso de una sociedad democrática''. Font ha asegurado que no se descarta ningún tipo de movilización y ha hecho el paralelismo con los expedientes a 4 directores de las Baleares con el decreto del trilingüismo y que derivó con una huelga indefinida.

Font ha explicado que se está animando al profesorado a hacer asambleas para decidir qué tipo de movilización salir adelante pero está convencido que ''la gente está harta'' porque se ha traspasado ''una línea roja''. En este sentido, recalca que hay profesorado que normalmente no pide movilizaciones que ya considera que ''se tiene que hacer alguna cosa''. Font confía en que cualquier acción reivindicativa tendrá al lado toda la sociedad.

Para el portavoz USTEC-STEs, la acción del Ministerio, conocida 7 meses después del 1-O hace pensar que quieren ''atizar'' el conflicto y ''criminalizar'' el profesorado para recuperar este ambiente cuando ya se había ''apaciguado'' y los centros habían recuperado la normalidad y la tranquilidad. Por Font, el objetivo del ministerio que dirige Méndez de Vigo es hacer desaparecer ''la pluralidad del profesorado''. Font asegura que es una ''clara ofensiva'' del partido popular con política de la ultraderecha. Sitúa también, la falta de consejera como uno de los problemas para solucionarlo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat