El Síndic de Greuges ha abierto una actuación de oficio a raíz de la presunta agresión racista por parte de seis mossos en el Bages en el 2019. El Síndic ha apuntado que los agentes continúan en el cuerpo y ha recordado que la ley de la policía catalana dice que el inicio de un procedimiento penal contra un miembro del cuerpo "no impide la tramitación de un expediente disciplinario por los mismos hechos, si procede".

Por eso, ha preguntado al Departamento de Interior si se incoó expediente disciplinario y si se adoptaron medidas cautelares. Además, ha trasladado el caso al president de la Generalitat, Quim Torra, para que se aborde este hecho y otros, como los incidentes en Premià de Mar, en el marco de los acuerdos tomados para el Mesa del diálogo de partidos y entidades contra el racismo.

El Síndic se ha dirigido a Interior para pedir información sobre si se incoó un expediente disciplinario contra los agentes implicados y si en la misma resolución de la incoación se adoptaron algunas medidas cautelares previstas a la ley.

 

También quiere saber las gestiones que se hicieron con la víctima y su familia "para recoger y valorar su versión sobre la actuación policial que tuvo lugar" y si se ha hecho alguna actuación con SOS Racismo para abordar este caso y cualquier otro relacionado con el racismo y la xenofobia institucional.

Rafael Ribó también quiere saber cuáles son las medidas que la Dirección General de la Policía ha establecido para combatir la posible discriminación en la actuación policial y si hay algún registro en que se contabilicen las denuncias que llegan al cuerpo por este motivo.

Por último, ha preguntado si entre las medidas propuestas se ha incorporado el enfoque de género y racial para hacer frente a posibles casos de violencia institucional.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat