Antes de volar hacia Barcelona, Pedro Sánchez ha querido tener un gesto: hablar por teléfono con la alcaldesa Ada Colau. Según han confirmado las dos partes, el presidente español ha llamado a la líder de los comunes para trasladarle "todo su apoyo y solidaridad". Más tarde también ha hablado con Núria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat y presidenta de la Diputación de Barcelona. Esta situación contrasta con la del president Quim Torra, que ha intentado dos veces sin éxito hablar por teléfono con su homólogo en La Moncloa. El dirigente socialista se desplazará esta mañana hasta la capital catalana, pero solo para visitar a los agentes heridos. No se encontrará con el president de la Generalitat.

"Acabo de conversar con la alcaldesa Ada Colau para trasladarle todo nuestro apoyo y solidaridad a la ciudadanía de Barcelona", ha escrito Pedro Sánchez en un mensaje en su cuenta de Twitter. "El Gobierno de España trabaja para garantizar la seguridad y la convivencia", defiende el presidente español en funciones. Más tarde, Pedro Sánchez también ha hablado con Núria Marín. Según ha explicado el secretario general del PSOE, ha transmitido el mismo mensaje.

La alcaldesa de Barcelona ha confirmado la llamada en declaraciones en Catalunya Radio durante la cual le ha reprochado la actuación policial. Le ha explicado que venía del Hospital de Sant Pau de visitar a los heridos por las cargas y le ha hablado de las pelotas de goma, que han sacado cuatro ojos en una semana. Por otra parte, también le ha reprochado que no coja el teléfono a Torra. "Le he hablado de la importancia de contestar el teléfono y él me ha dado los mismos argumentos que da en la carta", ha señalado Ada Colau. "Le he dicho a Sánchez que el teléfono se tiene que coger aunque sea para discrepar", ha insistido en este sentido. Ha exigido a los dos presidentes que "no escenifiquen la discrepancia".

No ha sido hasta una semana después de la sentencia del procés y del inicio de las protestas que Pedro Sánchez ha decidido viajar a Barcelona. Lo está haciendo este lunes, pero solo para visitar a los agentes de la policía heridos. El presidente español ha aprovechado para responder a Quim Torra la carta del sábado pasado. Y no se mueve de ahí donde estaba: considera que el presidente de la Generalitat no ha "condenado" la violencia y lo tiene que hacer "de forma rotunda".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat