"Nadie es juzgado por sus ideas, sino por unos delitos reconocidos por nuestro ordenamiento jurídico". Así lo ha asegurado este lunes el presidente en funciones Pedro Sánchez, que ha hecho una declaración institucional desde la Moncloa, en castellano y en inglés, después de hacerse pública la dura condena del Tribunal Supremo a los presos políticos independentistas. El dirigente socialista ha recordado que "el acatamiento de la sentencia supone su cumplimiento íntegro", cerrando la puerta a posibles indultos. También ha avisado de que estará "atento" a lo que pueda pasar como respuesta a la sentencia. El discurso ha sido muy duro contra el independentismo, sin espacio para la empatía.

El presidente del Gobierno ha comparecido este lunes al mediodía en Moncloa para hacer una declaración institucional, sin preguntas de los periodistas. Ha defendido el proceso judicial entero y ha cerrado la puerta a indultos por ahora. "Todos estamos convocados a una nueva etapa de diálogo", ha añadido. No obstante, ha avisado de que no le temblará el pulso si hay una respuesta fuera de la ley en Catalunya. Esta misma tarde hablará por teléfono con Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, según fuentes de La Moncloa

Tan solo arrancar la comparecencia, el presidente español ha querido expresar "el absoluto respeto y acatamiento" de la sentencia. En esta línea ha querido remarcar que "en un ordenamiento legal como el español, el acatamiento significa su cumplimiento, su cumplimiento íntegro." A las puertas de unas nuevas elecciones, Sánchez ha subrayado que uno de los principios de la Constitución española es la "igualdad entre ciudadanos", que quiere decir el "cumplimiento de la ley". Ha añadido otros dos principios constitucionales, que según él han sido "atropellados" por el independentismo: la diversidad territorial y la soberanía nacional.

El dirigente socialista ha asegurado que ahora "se abre una nueva etapa", pero sin embargo ha afirmado que, durante los próximos días, el Gobierno, "con todas las atribuciones que la legalidad le otorga, se mantendrá atento al cumplimiento de la legalidad". Ha avisado de que, si hay que responder a posibles "trasgresiones", lo harán con "firmeza" y buscando "la cooperación leal de todas las fuerzas políticas".

Sánchez ha valorado como "ejemplar" el proceso judicial vivido en el Tribunal Supremo, reconociendo la "labor independiente" y la autonomía de los magistrados. "Se ha demostrado una vez más el correcto funcionamiento de nuestro sistema judicial. Es el resultado de nuestro Estado social y democrático de derecho", ha reiterado. "Nadie está por encima de la ley", ha repetido varias veces en inglés.

"Todos estamos convocados a una nueva etapa, donde el objetivo sólo puede ser la restauración de la convivencia en Catalunya", ha insistido el presidente español en funciones. "El método tiene que ser el diálogo y la regla la ley", ha añadido en este sentido. Antes, sin embargo, ha interpelado al Govern de la Generalitat y el Parlament de Catalunya a "asumir la responsabilidad de representar a todos y cada uno de los catalanes".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat